La UE cambia el sistema de derechos de plantación del viñedo 1

La UE cambia el sistema de derechos de plantación del viñedo

El sistema de derechos de plantación de viñedo que ha regido el cultivo en la Unión Europea (UE) hasta ahora pasará a la historia el 31 de diciembre. El 1 enero de 2016 ha entrado en vigor un nuevo modelo de autorizaciones sobre el sistema de derechos de plantación de viñedo en el territorio de la Unión Europea (UE). Este nuevo modelo estará vigente hasta el año 2030 como indican hoy los amigos de agrodiariohuelva.es

Ahora el titular deberá contar con una autorización administrativa para poder plantar -que ya no será transferible como ocurría con los derechos- y con una validez máxima de tres años desde el momento de su concesión.

Para poder obtener una autorización para plantar viñedo la norma comunitaria establece tres vías: por arranque de un viñedo, por reconversión de un derecho que tenga validez a 31 de diciembre de 2015 o bien a partir de un cupo que se pondrá a disposición anualmente y que será como máximo del 1 % de la superficie plantada a 31 de julio del año anterior (“cláusula de salvaguarda”).

Podrán establecerse normas para la limitación de replantaciones o de nuevas plantaciones en DOPs e IGPs, o en otras zonas en función de las recomendaciones de las organizaciones profesionales.

A los viticultores no les gusta el nuevo sistema introducido en la OCM del vino, pero al menos valoran que la UE no ha optado por la liberalización, que tantos problemas ha provocado en el sector lácteo.

El presidente de Cooperativas Agro-alimentarias, Ángel Villafranca, defiende que el incremento de autorizaciones administrativas para plantar viñedos en España durante 2016 -al margen de lo que las Denominaciones de Origen puedan defender en sus zonas de influencia- se limite a un máximo del 0,25 % para evitar desequilibrios.

Las bodegas

El secretario general de la patronal de las bodegas FEV, Pau Roca, cree que, con la cláusula de salvaguarda, el crecimiento del viñedo europeo no sería suficiente para responder a las necesidades de vino del mercado mundial.

Para España, “no está mal” este porcentaje, aunque la situación del viñedo no es la misma, ya que “hay lugares donde sobre vino y otros donde falta”, indica el responsable de la Federación. Además, “a lo mejor ni siquiera es necesario” aplicar el alza del 1 % en nuestro país, ya que hay capacidad de crecer en extensión con las miles hectáreas que hay “en cartera” (pendientes de plantar).

Entre sus dudas, Roca se pregunta cómo se van a controlar las nuevas plantaciones de viñedos calificados en las Denominaciones.”Lo mejor sería delimitar, como ocurre en Borgoña, parcela por parcela lo que es apto y lo que no” para producir vinos con DO.

La conferencia que reúne a los Consejos Reguladores, la Cecrv señala que “el espíritu” del nuevo sistema de autorizaciones “es positivo” porque busca que la oferta se ajuste a la demanda y evitar una sobreproducción o devaluación significativa de una DOP o de una IGP.

Sin embargo, debería haber pormenorizado el porcentaje de crecimiento anual por zonas de producción.

“Faltan también disposiciones o garantías para evitar riesgos de crecimiento encubierto de plantaciones en determinadas zonas, vía replantaciones”, ya que la norma especifica que se podrá replantar dentro de la misma explotación en la que se produjo el arranque pero el concepto de explotación “es muy amplio”, plantea la Cecrv.

“Podrían arrancarse y replantarse viñas dentro de una misma explotación, pero en diferentes zonas de producción”, indica.

 


Publicado

en

por

Etiquetas: