Los tintos BBB: mejores vinos tintos de España por menos de 8 euros

Los tintos BBB: mejores vinos tintos de España por menos de 8 euros

Hacemos referencia hoy al artículo realizado por la we todovino.com en el que salen los vinos tintos BBB, y no es la calificación de riesgo crediticio tan de moda en estos momentos, sino que son aquellos vinos ‘Buenos, Bonitos y baratos’, que nos podemos encontrar en el mercado por un máximo de 8 euros la botella.

Y es que en España la gran cantidad de vinos que nos encontramos permite el poder disfrutar de excelentes vinos tintos sin la necesidad de tener que desembolsar demasiado dinero por una botella.

Os dejo aquí las recomendaciones dadas por esta excepcional web de vinos:

Laya 2012, D.O. Almansa (89 puntos, 5,20 euros). La familia Gil de Jumilla, que gestiona un buen número de proyectos en distintas regiones españolas apoyados en variedades autóctonas y cepas viejas, ha demostrado que la Almansa de las poderosas garnachas tintoreras también puede ser fuente de deliciosos vinos comerciales. Por menos de seis euros, este ligero, amable y limpio Laya 2012 es como tomar el más delicioso after eight (fresco chocolate mentolado) por vía líquida.

Casa Castillo Monastrell 2011, D.O. Jumilla (92 puntos, un lacre, 6,95 euros, 240.000 botellas). Quienes se quejan de que los vinos de precio asequible responden a un patrón casi idéntico, deberían probar con el carácter definitivamente mediterráneo y balsámico de este monastrell construido en clave de ligereza pero que gana los sentidos por su expresividad. Realmente agradable de beber y con guiños al terruño y al paisaje.

Lucero del Alba 2011, D.O. Ribera del Duero (91+ puntos, un lacre, 7,45 euros, 100.000 botellas). Las bodegas de Ribera siguen ayudando al bolsillo de los consumidores lanzando marcas más asequibles y a menudo de impecable diseño como ocurre con esta nueva etiqueta de Bodegas Cruz de Alba. Seis meses de barrica y una elaboración irreprochable (tanino domado, frescura y estilo algo liviano para beber ya) permiten poner una gran denominación encima de la mesa a un precio de lo más razonable.

Borsao Selección Crianza 2009, D.O. Campo de Borja (91 puntos, un lacre, unos 7,5 euros. 150.000 botellas disponibles). ¡Ay, esas maravillosas garnachas de Aragón que se han tenido que buscar la vida fuera de España porque aquí no estaban consideradas! Ésta es una auténtica y deliciosa ganga, con 10 meses de barrica e inteligente acompañamiento demerlot (20%) y tempranillo (20%). Expresiva, especiada, balsámica y armoniosa. Un perfecto vino sencillo que ofrece mucho más que otros más preocupados por impresionar que por simplemente agradar.

Vizcarra Senda del Oro 2011, D.O. Ribera del Duero (91 puntos, un lacre, 7,5 euros, 120.000 botellas). Con seis meses de barrica, se debería codear con los “robles” al uso de su denominación, pero está muy por encima. Éste es un tinto serio que puede ocupar el lugar de etiquetas de precio bastante más elevado y acompañar sin complejos platos estrella de la zona como el cordero. Y aún se le podría sacar más partido sirviéndolo en unas copas de empaque (cierto tamaño y cristal lo más fino posible).

Joven de Silos 2011, D.O. Ribera del Duero. (91 puntos, un lacre, 7,95 euros). El tinto perfecto para una barbacoa, ahora que tenemos la primavera a la vuelta de la esquina o para acompañar las últimas legumbres del invierno. Fruta pura y a raudales como sabe dar muy bien la Ribera del Duero. Este vino es fresco, vivo y tremendamente cercano a la sensación de masticar la uva.

Románico 2010, D.O. Toro (91+ puntos, un lacre, unos ocho euros, 100.000 botellas). La familia Eguren debe tener el corazón dividido. Aunque es originaria de Rioja, sus toros a menudo resultan tan arrebatadores que es casi imposible resistirse a ellos. Da igual en qué banda de precio se sitúen. El muy modesto (sólo en precio) Románico derrocha limpieza, definición y fuerza frutal, maderas de calidad y argumentos de seducción.

Solabal Crianza 2009, D.O.Ca, Rioja (91 puntos, un lacre, en el límite de los ocho euros, 200.000 botellas). Un crianza de libro de Rioja para satisfacer todo tipo de paladares gracias al perfecto equilibrio que ofrece entre fruta y madera (familiares recuerdos de vainillas y especias) y una boca sabrosa, jugosa y con taninos perfectamente maduros. Una de esas elaboraciones que consiguen que lo difícil parezca tremendamente fácil.

Carmelo Rodero Joven 2011, D.O. Ribera del Duero (91 puntos, un lacre, en el límite de los ocho euros, 120.000 botellas). La gama de esta bodega es una de las más sólidas e impresionantes de la Ribera y su tinto joven, lejos de suponer un mero trámite, es de lo mejor en su categoría. Entre otras cosas porque en esta zona no es fácil limar taninos para que los vinos estén listos para beber en su más tierna infancia y menos, según hemos podido comprobar, en la cosecha 2011. Pero aquí hay mucha fruta, jugosidad y acidez refrescante para beber sin cansarse.

Luis Cañas Crianza 2009, D.O.Ca, Rioja (92 puntos, un lacre, 8,20 euros, 570.000 botellas). Se nos pasa 20 céntimos de precio, pero merece estar en la lista, sobre todo si pensamos que gusta –y mucho– a catadores de gran peso y gustos y filosofías no necesariamente comunes. ¿Quién se puede resistir a un crianza con más chicha de lo que se espera en su categoría, intenso, con un discreto y eficiente papel de la barrica y perfectamente equilibrado? Este tinto tiene la virtud de superar todas las expectativas.

Artículo en elConfidencial de todovino.com


Publicado

en

por

Etiquetas: