Cómo hacer nuestra crema de orujo en casa

Cómo hacer nuestra crema de orujo en casa

Cómo hacer nuestra crema de orujo en casa

Ojo que estamos hablando de un producto con alta graduación alcohólica con lo cual ni se os pase por la cabeza el ponerlo a la vena de ninguna forma.

La crema de orujo casero es uno de los principales acompañantes en muchas sobremesas. El café solo con un ‘chupito’ de crema de orujo, es algo que, sobre todo en invierno, es un placer.

Ni que decir tiene que lo principal es tener un buen orujo o aguardiente de orujo. A partir de este ingrediente fundamental, el resto no es más que mezclar ingrediente.

Un buen orujo o aguardiente es fundamental. Gallego o por ejemplo de Potes (Cantabria), son buena materia prima para empezar nuestra receta.

¿Qué necesitaremos?

La crema de orujo lo que persigue es que esté igual o incluso más buena que la copita de orujo, pero que al paladar quede más suave, ya que no a todo el mundo le gusta el orujo o el aguardiente y con esta crema es más fácil de tomar.

Necesitaremos para darle una consistencia de crema, leche condensada, caramelo líquido, una buena taza de café solo cargadito, un poco de vainilla líquida (para el dulzor) y un poco de cacao puro.

Vamos a poner cantidades para elaborar una buena cantidad. Luego compraréis unos recipientes ‘chulos’ para guardarla o incluso regalarla a algunos amigos para que caten ‘vuestra obra’.

  • Una taza de aguardiente de orujo u orujo.
  • Una taza de café solo bien cargado.
  • Entre 600 y 800 gramos de nata o leche condensada.
  • Dos cucharaditas de café de vainilla líquida.
  • Una cucharadita de cacao en polvo.

Cogemos un bol grande y batimos todo. Nuestro consejo es que empecéis por 600 gramos de leche condensada y si véis que os queda demasiado líquida, le añadáis otros 200 gramos. Ya queda a vuestro gusto.

Cuando tengamos todo bien batido y a la textura que más nos guste, lo pondremos en los recipientes que hayamos escogido, lo cerraremos y lo meteremos en la nevera, porque es algo que hay que tomarlo muy frío.

Deja un comentario