Calamares rellenos 1

Calamares rellenos

No hace mucho os dejamos una receta de calamares o chipirones rellenos. Como hemos visto que os ha gustado mucho, hoy os traemos otra receta también de calamares rellenos alternativa a la anterior.

6 u 8 calamares medianos (unos 60 gr. cada pieza),300 gr. de carne magra de cerdo, picada,

2 huevos duros,

1 cebolla mediana (100 gr.),

¼ litro de aceite (sobrará),

1 cucharada sopera (un poco colmada) de harina,

harina en un plato para rebozar,½ vaso (de los de vino) de vino blanco,

1 litro de agua,

1 ramita de perejil,

1 pellizco de azafrán en polvo,

sal.

Se limpian los calamares de la siguiente forma:

Se desprende del cuerpo (bolsa) todo lo que cuelga, que son la cabeza, tripas, tentáculos y barbas. Se retira la bolsita de tinta que está entre las barbas y se ponen todas las que se tengan en un tazón en espera de usarlas si viene al caso.

Se arranca con los dedos el Sitio donde están los ojos y las tripas, dejando las barbas y la cabeza. Se retira también el espadón, que es una parte dura y plana que está en el cuerpo, que se quita muy fácilmente.

Después de esto se lavan en varias aguas, metiendo bien el dedo por la bolsa para que quede bien limpia. Se secan con un trapo limpio los calamares, que están así preparados para condimentarlos.

Elaboración del plato:

Se mezcla muy bien la carne picada con lo picado del calamar y los huevos duros, también picados.

No se echa sal y con esta pasta se rellenan los calamares. No deben quedar muy rellenos, pues a! guisarlos se encogen bastante. Se cosen por arriba con una aguja gorda y cuerda fina o hilo grueso.

En una sartén se pone el aceite a calentar. Cuando está en su punto se pasan los calamares por harina y se fríen de dos en dos. Se reservan en un plato.

En una cacerola se ponen unas 5 ó 6 cucharadas soperas del aceite que ha sobrado. Se fríe la cebolla picada muy fina hasta que se dore (unos 8 minutos); se le añade la harina y se le da vueltas hasta que se dore un poco (5 minutos). Se agrega el vino, el agua y un pellizco muy pequeño de azafrán en polvo. Se ponen los calamares dentro. Se cubre la cacerola con una tapadera y a fuego lento se cuecen durante una hora y ½. Se prueba la salsa y entonces se le echa la sal que haga falta, moviendo bien la cacerola y la salsa para que se reparta bien.

Se quita la cuerda con la cual han quedado cosidos los calamares y se sirven en una fuente un poco honda con su salsa.


Publicado

en

, ,

por