¿Sabías que en España se elaboran vinos 'kosher'? 1

¿Sabías que en España se elaboran vinos ‘kosher’?

Lo primero sería decir que son este tipo de vinos. Estos vinos ‘kosher’ son los vinos que requieren de un estricto control de la materia prima y la supervisión de todo el proceso por un rabino.

Muchos podríamos pensar por lo tanto que son vinos que solo se producen en Israel, pero nada más lejos de la realidad. De hecho en España tenemos algunos viñedos especialmente dedicados a este tipo de vinos, no en vano en España la tradición judía viene de muchos siglos.

Por ejemplo, Ana Aletà y Moisés Cohen regentan la bodega Clos Mesorah («transmisión» sería su traducción del hebreo), que produce el vino homónimo en viñedos en la DO Montsant, en el Priorat catalán.

Se trata de una estirpe familiar sefardí que hunde sus raíces en 1492, cuando los judíos fueron expulsados de España, y que vuelve al país de sus orígenes donde producen series limitadas que venden en EEUU, Francia, Italia, Israel y Sudamérica, o en los restaurantes «con estrella» «Arzak» y «Celler de Can Roca».

«Somos la única bodega kosher al cien por cien en España y en Europa», explica Cohen a Efeagro, aunque sí hay algunas empresas que hacen con ese sello una parte de sus referencias o pequeñas series.

«Fuera de Israel, que yo sepa, sólo hay dos o tres más» y precisa: «No es que hagamos vinos kosher. La bodega es kosher en sí, y por supuesto los vinos también lo son».

«Hacer vino kosher es una filosofía de vida. Una apuesta emocional y pasional. Yo nací en Marruecos y he vivido en Suiza, Francia e Israel. Mi esposa, que procede del mundo del arte, nació en Francia. Pero hemos vuelto tras siglos de historia (de éxodo sefardí) a nuestras raíces, en España», relata.

«Nos fascina la tradición sefardí de nuestros antepasados, ese ejemplo de convivencia en paz y armonía», agrega Ana Aletà, quien recuerda que en 2003 lanzaron «en serio» el proyecto de bodega kosher, aprovechando que su marido asesoraba a bodegas en España.

«A partir de ahí empezamos a trabajar y lo seguimos haciendo incluso sábados y domingos», afirma Aletà, quien detalla que cuentan con una producción modesta, de 10.000 botellas, en Montsant y Priorat, aunque de la máxima calidad.

Los venden mediante su distribuidora ElviWines, que también ofrece referencias de Ribera de Júcar, Cava o Alella, y de bodegas como la manchega «Illana» o la riojana «Castillo de Sajazarra».

Sobre las características de los vinos de Clos Mesorah, apunta que el sello kosher «es como tener una certificación ISO más», que implica un proceso de estricto control y vigilancia, especialmente de lo que se «adiciona» al vino, para que sean muy «naturales».

Desmiente tópicos, por contra, porque «aquí no hay bendiciones, ni nada de eso. Esto no existe en nuestro vino kosher», aunque sí respetan el calendario judío y su «ritmo lunar», y deben contar, además, con una certificación en la que media un rabino.

La UO (Unión Ortodoxa) es la agencia de certificación kosher más internacional, que certifica más de 400.000 productos de 80 países.

Fuente: agroinformacion.com

 


Publicado

en

,

por

Etiquetas: