Trash cooking o cocinar con sobras 1

Trash cooking o cocinar con sobras

Risotto hecho con leche cuajada de residuos. Foto: InfoBae

Trash cooking o cocinar con sobras, aunque hay restaurantes que da igual lo que hagan que parecen que te están sirviendo las sobras, hay una tendencia en la actualidad entre reconocidos chefs que se denomina como ‘Trash cooking (cocina de basura), que no es otra cosa que realizar con las sobras comida de alta cocina.

Ya os lo comentamos hace unos meses en este magazine en el artículo ‘wastED, un restaurante pop-up donde las sobras se reciclan y se vuelve a servir‘, y las sensaciones de los lectores no fueron muy positivas ya que, a fin de cuentas, si pagas la comida que vas a comer, prefieres que no sean ‘las sobras’ de otro.

Pero lo cierto es que esta tendencia se está afianzando por todo el mundo y mucho en base a una ‘competencia de chefs’, ya que como dice el período The Guardian, ‘cualquiera puede abrir una lata de caviar o dorar una carne de ternera de primera línea pero se necesita un talento poco común para crear algo de calidad con un montón de sobras’.

En marzo, el chef estadounidense Dan Barber fue el anfitrión en su restaurante Blue Hill de Nueva York de un evento de tres semanas sobre la emergente «cocina de basura». y del cual os comentamos en su día en el artículo que arriba os indicamos.

Hamburguesa hecha con la pulpa sobrante de jugos de frutas. Foto InfoBae

Reunió productos alimenticios descartados de toda la ciudad e invitó a chefs de alto perfil convertirlos en un menú de 15 dólares. Hicieron snacks de cartílago y con la pulpa sobrante de los jugos de frutas hicieron hamburguesas. También crearon la «ensalada de buceo en la basura» con cáscaras de vegetales, tallos y hojas y fue servida con una espuma blanca hecha del líquido de garbanzos en conserva. Pete Wells, el crítico gastronómico del New York Times, dijo que fue uno de los mejores momentos vividos en un restaurante en el último año.

Varios alumnos del Noma, el varias veces mejor restaurante del mundo, en sus establecimientos en Copenhague reciclan desde cabezas y huevas de pescado, hasta genitales de toro o, algo tan habitual como restos del café de días anteriores.

Volvemos a ser de la opinión del artículo de hace unos meses: por mucha tendencia que me quieran vender, lo cierto es que me quieren cobrar cocina con sobras como de alta cocina mientras que otros se han comido lo bueno y dejaron estas sobras.


Publicado

en

,

por

Etiquetas: