Un sommelier dice que siempre hay que pedir el vino más barato en la carta de vinos de un restaurante 1

El efecto recaudatorio de subir los impuestos del vino en Grecia tiene el efecto contrario

El efecto recaudatorio de subir los impuestos del vino en Grecia tiene el efecto contrario

El efecto recaudatorio de subir los impuestos del vino en Grecia tiene el efecto contrario. Se querían recaudar con la medida unos 55 millones euros mediante un impuesto especial de unos céntimos por botella vendida y lo que se ha logrado es justamente el efecto contrario: disminución de las ventas de vino de forma drástica y fomento del mercado ilegal. Esto ha supuesto una debacle en ventas para los bodegueros y en recaudación para el gobierno que, después de dos años que va a hacer que se impuso esta medida, va a dar marcha atrás en 2018.

La medida se implantó allá por noviembre de 2015, época de las enmiendas de la UE para el tercer rescate del país Heleno. Lo cual ha demostrado que ni eran correctas las medidas y que ni de lejos se consiguió con ellas el efecto deseado.

El incremento de impuestos se traducía en una cantidad de entre 20 y 25 céntimos de euro por botella dependiendo si el vino era griego o no.

Pero como esta subida ya se sabe que es un nido ‘para los águilas’ de los distribuidores, hizo que el precio medio de una botella de vino en los supermercados pasase de 4,90 euros a 6,90 euros. O sea, lo que en la práctica era una subida de 20 céntimos, pasó a ser de dos euros.

Fuentes del Ministerio de Finanzas informaron que el impuesto especial sobre el consumo de vino ha traído más daño a los productores de vino que los ingresos para el estado: entre el mercado negro no registrado en libros de contabilidad del Estado y las botellas sin vender, sólo se han recaudado 24 millones de euros, menos de la mitad de la colección se esperaba.


Publicado

en

por

Etiquetas: