Temperatura para servir los vinos

Lo cierto es que es algo que dependen del gusto de cada uno, pero que duda cabe que los vinos blancos y rosados suelen servirse mejor bastante frios porque es mejor con esos grados cuando se perciben mejor sus características y esencias. De 7 a 8º los blancos y alrededor de 10-12º los rosados es considerada una temperatura bastante adecuada.

Por lo contrario los vinos tintos, en sus diferentes variedades y tipos, se sirven a una mayor temperatura, dependiendo del plazo de crianza que haya tenido, del tipo de varietales o uvas con las que se haya elaborado o del tiempo que lleve desde que fue embotellado. De 14 a 16 grados es una temperatura tipo para este tipo de vinos.

Lo que si es importante es el hecho de que la temperatura una vez abiertos se mantenga, ya que en caso contrario, aparte de que el vino no se podría apreciar en su mejor estado, variará considerablemente de propiedades y características para el mismo paladar.


Publicado

en

,

por

Etiquetas: