in

Callos a la gallega con Syrah crianza 2009

Callos a la gallega con Syrah crianza 2009 1

Hoy os traemos en la sección de maridaje uno que ya teníamos muchas ganas de hacer con este tiempo, como es el de los callos a la gallega y para el cual hemos escogido un vino que prometía potenciar mucho el plato y así lo ha hecho, como es este Syrah 2009 de Pago Dehesa del Carrizal. Y es que un plato contundente como son los callos, no podría tener mejor acompañante que un vino elaborado con esta varietal que nos deja vinos profundos, con carácter y que no se amedrantan frente a ningún plato, potenciándolos mucho, como es en este caso.

Receta de Callos a la gallega

Ingredientes :
  • Pata de cerdo y estomago frescos (no utilizar congelado)
  • Garbanzos
  • Una cebolla entera
  • Pan reseso
  • Chorizos frescos
  • Tacos de jamón
  • Comino de calidad
  • Pimentón dulce y picante

Lo que es cierto es que cada maestrillo tiene su librillo en esta receta, con lo cual nosotros vamos a poner la nuestra y veréis que
que es muy sencilla.

Lo primero es poner a cocer la pata y el estómago en abundante agua con una cebolla entera durante 2 horas. Pasado este tiempo añadir los garbanzos y retirar la cebolla con un poco de líquido y reservar. Una hora después añadir los chorizos el jamón y el pimentón dulce y el picante al gusto y los cominos.

Con el líquido reservado y la cebolla añadir el pan reseso, dejar que ablande y batir, añadir a la pota cuando se añada el chorizo y el jamón. Dejar cocer todo mínimo unos 45 minutos más a fuego lento.

Interesante hacer los callos el día anterior para que la salsa tenga cuerpo. Si llega al segundo día la salsa se convierte en espectacular.

Syrah 2009, Pago Dehesa del Carrizal

Llevábamos mucho tiempo intentando maridar los callos a la gallega pero sin duda la espera ha valido la pena por la buena elección que hemos realizado.
Y es que ya de por sí, los vinos monovarietales elaborados con esta uva son vinos con carácter y complejos, con lo cual, ideales para maridar con recetas que no se les vengan abajo, contundentes, y esta de callos a la gallega es de ese tipo.
Un monovarietal con 12 meses en barrica de roble francés y 18 en botella antes de llegar a la mesa, que nos dejan un vino con un color rojo picota intenso típico de esta varietal y que al moverlo en copa deja unos ribetes amoratados que denotan juventud, pese a que es un vino con crianza. Es un vino muy intenso y potente en nariz con toques confitados y especias tostadas.
Pero el maridaje ideal se consigue con este plato por ser un vino amplio, es decir, entra en boca de forma fina y elegante y la llena por completo de sensaciones, lo cual potencia cada cucharada de callos que tomamos.
Nosotros sabíamos que maridaríamos esta receta con un vino tinto con crianza más que reserva o joven, sin tener muy clara la varietal, siendo esta elección que hemos hecho de un Syrah, un completo acierto.

Los ganadores de la octava 'Ciberbotillada' recogen sus botillos en el Bierzo 2

Los ganadores de la octava ‘Ciberbotillada’ recogen sus botillos en el Bierzo

Cómo 'zonificar' los vinos de Rioja 1

Cómo ‘zonificar’ los vinos de Rioja